Entradas

consejos para no despertarse en la noche

Si eres de quienes sufren insomnio espontáneo, presta atención a estos consejos para no despertarse en la noche y verás cómo mejora la calidad de tu descanso. Conciliando mucho mejor el sueño y pudiendo disfrutar del día habiendo disfrutado de una noche sin contratiempos.

En Soloduerme queremos ayudarte a conseguirlo compartiendo contigo unos trucos sencillos que te ayudarán a mejorar tu relación con el sueño y el descanso.

 

Consejos para no despertarse en la noche

Cada vez son más las personas que se despiertan con la noche, rompiendo su ciclo de sueño e impidiendo que el cuerpo descanse tanto como debería. Si eres de quienes sufren esta situación, no te preocupes. En Soloduerme te queremos proponer unos consejos que te ayudarán a darle la vuelta a esta situación. Esperamos que te sirvan.

 

Consejo 1: Prepara tu habitación adecuadamente

Tu habitación debe ser un lugar en el que se propicie el descanso. Y para ello hay que tener en cuenta algunos aspectos. El más importante: que no haya nada que te pueda impedir dormir. En este sentido hay que cuidar que no haya una iluminación fuerte que impide que nuestros ojos se relajen; que la temperatura sea la adecuada (ni mucho calor ni frío); que no haya ruidos en el exterior que sean desagradables, etc.

En caso de que tengamos que corregir alguno de ellos, lo mejor es hacerlo antes de dormir. Y si entrañan ajustes en las ventanas (para insonorizarla, por ejemplo) mejor no dilatar la intervención para que podamos descansar adecuadamente.

Cuida la iluminación de tu habitación para que no te impida dormir.

Consejo 2: Levántante de la cama y anda

Cuando no podemos dormir debemos intentar cambiar de actividad y postura. Para ello, lo mejor es levantarse de la cama y andar. Muchas veces este gesto provoca que nos cansemos y que finalmente podamos conciliar el sueño sin problemas.

 

Consejo 3: Mantén la rutina

Debemos seguir una rutina en lo que a horas de descanso se refiere. Irse a la cama a una hora similar cada día hace que nuestro cuerpo se habitúe a ello y que podamos conciliar el sueño de manera más fácil. Y evitaremos el insomnio.

Olvida las pantallas antes de irte a dormir.

Consejo 4: Nada de pantallas

Los dispositivos electrónicos sobreexcitan las retinas, lo que resulta pernicioso para nuestro descanso. Y es que es muy complicado relajarse en estas circunstancias. Por ello, mejor coge un libro o recurre a otras maneras de irte a la cama.

 

Consejo 5: Cuida tu alimentación

No tomes café o bebidas excitantes antes de irte a la cama. Incluso a lo largo de la tarde. De esta manera no habrá sustancias estimulantes en tu cuerpo que te impidan relajarte y poder descansar adecuadamente.

comida sana

Consejo 6: Practica deporte

La práctica de deportes como el yoga o un buen paseo es lo mejor para eliminar las tensiones del día y poder relajarte de manera más fácil. Lo que de nuevo es fundamental para el sueño.

Practicar yoga te puede ayudar a conciliar el sueño.

Consejo 7: Revisa tu colchón

Revisar el estado en que se encuentra nuestro colchón es básico para localizar problemas externos que estén impidiendo nuestro descanso nocturno. Si presenta anomalías bastará con cambiarlo y verás como todo cambia.

 

Consejo 8: Ojo con la siesta

Las siestas son fundamentales para nuestro organismo. Especialmente cuando hace calor. Pero estas no deben durar más de veinte minutos o alterarán nuestro ciclo de sueño nocturno. Así que, en caso de echarte una siesta, ponte un reloj para que te ayude a despertarte.

 

En cualquier caso, si a pesar de estos cambios sigues sin poder descansar adecuadamente, acude a un médico para que descarte alguna dolencia. Y revisa tu colchón. Muchas veces con el paso de los años y el uso constante, los colchones se deforman de tal manera que impiden que el cuerpo se pueda relajar. Lo que hace que nos despertemos y que no podamos descansar adecuadamente.